La seguridad sexual, antes que el placer o método anticonceptivo

anticonceptivos

Es cierto que no es lo mismo meterla con condón que sin condón, que la sensación y el morbo de tenerla dentro es muy superior y que a veces no siempre tenemos algún método anticonceptivo a mano o de protección o que simplemente no confiemos en las píldoras que hormonan a las mujeres o los parches que se adhieren al trasero como si fueran un parche de nicotina en vez de otra cosa.
Lo que muchos jóvenes no saben o se desentienden es que existen muchas enfermedades de transmisión sexual y que esta conducta no hace más que aumentar el riesgo. Ya que el contacto en el interior de la vagina puede provocar muchos contagios y si existen ya fluidos de por medio entonces ya ni te cuento las probabilidades de que tú le pegues algo a tu pareja o ella a ti.
El VIH es la más conocida de todas las infecciones de transmisión sexual y es que no solo puedes contraer ese virus, sino que están muchísimos como el Papiloma Humano que si la chica no se ha vacunado previamente puede contraerlo y hacer que el chico sea portador para otra relación con otras chicas. También está la Hepatitis B que afecta al hígado y que puede llegar a ser crónica, la Gonorrea o incluso ladillas. ¡Es que nadie se acuerda de las ladillas!

¿Entonces, qué recomiendan los expertos según los estudios?

Aunque haya muy pocos estudios sobre este tema y los que existen tengo la ligera sospecha de que son empresas de preservativos o métodos anticonceptivos los que están detrás como lobbies, sí que es cierto que es probable en cierta medida que tu pareja y tú no vayáis a tener un bebé, pero, aunque esto te satisfaga no debes pasar por alto que la cantidad de contagios de enfermedades venéreas es del 100%.

Que el mejor método anticonceptivo y de seguridad sexual es uno de barrera, es decir, los preservativos o condones. Ya que los espermatozoides quedan atrapados y muchos de ellos contienen espermicidas para que no lleguen hasta el óvulo, y por supuesto, porque los virus no serán transmitidos de forma genital y se contenga el contagio de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que tanto están dando de qué hablar en los últimos eventos de medicina.
Y es que no todos tienen cura y no todos los hospitales pueden abastecer a tantos pacientes ni controlar tantas enfermedades distintas y nuevas que hay cada día.
Es por eso que debes empezar a interrumpir la práctica, no solo la marcha atrás, sino de introducir el pene en la vagina sin preservativos masculinos o femeninos. No son tan caros ni tan difíciles de conseguir, de hecho, hoy en día se puede conseguir de todo desde tu casa usando internet desde la comodidad de tu sofá sin que tengas que pasar vergüenza por pedírselo al farmacéutico o pasarlo por caja junto a una ensalada césar.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *